Rosa Berlanga Benito

MUERTO . (De “3D: Duda, Deseo, Desamor”, 2.014, Poema de 2.008)

Hoy me siento a escribir,
Sin comprender nada,
Ni mi lenguaje, y…
… Ni yo misma.
Ni el mundo que me envuelve
Ni los sueños, ni el aire,
Ni las nubes, ni la calma,
¿Cómo cambiar de sueño?
¿Cómo llorar sin lágrimas,
Y sentir como todo y nada es cierto?
¿Cómo ayudarme?, ¿Cómo?…
…¡Cómo sanar a un muerto!
Comprender, reprender,
Anular, inquirir,
Y ¿qué más?,
Nada que no sea nada
Y nada bueno,
¿Cómo cambiar de sueño?
¿Cómo engendrar siluetas
Y enredar las piruetas de mi miedo?
Soledad, veleidad y… mundo hueco…
…¡Cómo sanar a un muerto!
Sé que todo me embebe,
¿Sé o no sé?,
No sé si quiero saber todo ello,
Enfrentarse a la vida, a la muerte,
A viento incierto
¿Cómo cambiar de dueño?
¿Cómo encender las piras que queman
Y que alumbran los recuerdos?
Y.., ¿Cómo despertarse ante el dolor?…
… ¡Cómo sanar a un muerto!
Existir sin querer,
Querer queriendo existir sin ser,
Sin ser entero,
Y ser o no ser bueno
Y monógamo o noble
O infantil o sincero
¿Cómo cambiar de dueño?
¿Cómo ser sin sufrir, sufrir sin celo
Y sin hacer sufrir, sufrir queriendo,
Y querer sin sufrir y sin remedo?
¿Cómo querer “per se”?
¿Cómo este miedo?…
…¡Cómo soñar…, mi mente!
Sin estallar, de pronto, en este cuerpo,
Sin despertar, de golpe, en este cuerpo,
Que ha de sanar…
… ¡TAN MUERTO!

DE MI FUERZA (De la Separata de “Amargo Mundo…”, “Mujer arrancada del Barro”, 2.015)

Hice el esfuerzo de acompañar la brisa,
Para calarme hasta el fondo,
Mojándome en el desconsuelo
De este entorno decadente que nos duele.
De tratar de comprender
La soledad que asola a nuestro género,
De buscar un atisbo de aire entre las olas,
Tsunami interminable y cotidiano.
Crisis y ataques de ansiedad, no respirar,
No encontrar camino ni raíz en el pasado,
Pasado que ya no está.
Corola trashumante que no basa el día
Sin contenido que vivimos, la cruda realidad,
El dardo que nos asola sin dejarnos
Un minuto interior que descansar.
¡Cómo brota constante nuestro duelo!
Con un pie siempre tachuelado al suelo,
Que nos quiebra las ganas de volar.
Nos abraza una escarcha de quimeras,
Y el 90% de lo humano ni siquiera lo es en realidad.
Transporte de burbujas envolvente
De submarino perdido en mar demente,
Hélices cansadas de rotar.
Se colmata una suerte de deslices,
De situaciones ingratas e infelices,
De sonrisa excesiva en lucimiento,
Va de “guay” al que a vida de regala
Un poquito de singularidad, no ve la certeza en los demás.
Somos este bochorno de matices
Exudado en agobio y cicatrices
Que deslucen irónicamente la humildad,
Absorbiendo vida y energía a los demás.
Cinismo que comenta abotargado:
“No vamos a deshojar la margarita”,
“mochila” que cargamos infinita
Tras los cuarenta y algunos años más.
Y, sin embargo…, aún desdichada…
¡Sigo desparramando ingenuidad!,
¡Ensalzo aún la palabra libertad!,
¡Amor/amar sigue siendo una alabanza!,
Y la cajita de música del alma,
Guarda y abraza, exangüe la esperanza,
¡Mantengo, tercamente, las ganas de luchar!

Para más información: https://www.facebook.com/profile.php?id=100006074928545

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s