Rosa Berlanga Benito

MUERTO . (De “3D: Duda, Deseo, Desamor”, 2.014, Poema de 2.008)

Hoy me siento a escribir,
Sin comprender nada,
Ni mi lenguaje, y…
… Ni yo misma.
Ni el mundo que me envuelve
Ni los sueños, ni el aire,
Ni las nubes, ni la calma,
¿Cómo cambiar de sueño?
¿Cómo llorar sin lágrimas,
Y sentir como todo y nada es cierto?
¿Cómo ayudarme?, ¿Cómo?…
…¡Cómo sanar a un muerto!
Comprender, reprender,
Anular, inquirir,
Y ¿qué más?,
Nada que no sea nada
Y nada bueno,
¿Cómo cambiar de sueño?
¿Cómo engendrar siluetas
Y enredar las piruetas de mi miedo?
Soledad, veleidad y… mundo hueco…
…¡Cómo sanar a un muerto!
Sé que todo me embebe,
¿Sé o no sé?,
No sé si quiero saber todo ello,
Enfrentarse a la vida, a la muerte,
A viento incierto
¿Cómo cambiar de dueño?
¿Cómo encender las piras que queman
Y que alumbran los recuerdos?
Y.., ¿Cómo despertarse ante el dolor?…
… ¡Cómo sanar a un muerto!
Existir sin querer,
Querer queriendo existir sin ser,
Sin ser entero,
Y ser o no ser bueno
Y monógamo o noble
O infantil o sincero
¿Cómo cambiar de dueño?
¿Cómo ser sin sufrir, sufrir sin celo
Y sin hacer sufrir, sufrir queriendo,
Y querer sin sufrir y sin remedo?
¿Cómo querer “per se”?
¿Cómo este miedo?…
…¡Cómo soñar…, mi mente!
Sin estallar, de pronto, en este cuerpo,
Sin despertar, de golpe, en este cuerpo,
Que ha de sanar…
… ¡TAN MUERTO!

Sigue leyendo

Malena María

ME DIJISTE QUE ME AMARÍAS SIEMPRE

Me dijiste que me amarías siempre,
siempre
Que era la mujer de tu vida
Que envejeceríamos juntos
Y yo te crei
yo te creí
Y ahora
Acuérdate María, me decías
para siempre

Ahora lloro con la boca abierta y la gente se asusta
Nadie me dijo que las diosas no comen pollas
Pero si sabía que los hombres se acuestan con las putas pero no se casan con ellas.

Ahora que te has ido, este dolor concéntrico
Se ha metido en mis ojos y me ha puesto cara de loca.
Y lloro y lloro con la boca abierta…y la gente se asusta
Y siento en el centro de mi cuerpo la necesidad de una puñalada de carne caliente
que quiebre este luto,
este luto miserable que no te devolverá a mi
porque tú no quieres volver conmigo
y yo contigo quiero cama, furgoneta y tartas de cumpleaños
porque tú no quieres volver conmigo
y yo quiero niños, residencia y nichos conjuntos y concéntricos
porque tú no quieres volver conmigo
porque no soy buena y me arrastro
y tú quieres una reina
aunque yo era una reina antes de que en mi cuello pusieras un collar de perra.
Y me muero por dentro
Y me muero por dentro
y se que no vas a volver
Y me muero por dentro
aunque sé que este dolor tan inmenso no te va a traer a mi…
No te va a traer
Pero yo te amo
Y me quiebro en este poema
Que es el dolor postrero de mi coño,de mi corazón, de mi cuerpo, que es el tuyo, entero.
Y yo te amo
te amo
te amo
Te amo tanto que a expensas de avergonzarme reivindico mi derecho de diosa
A acordarme de ti
y correrme
como se corre una perra.

Sigue leyendo

Ángeles Fernangómez

ÁMAME LIBRE

Pónmelo fácil.
No es que no pueda irme de ti
si intentas limitar mis vuelos. Podría.
Y no dudes de que no lo dudaría, pero…
no seas torpe, no lo intentes, ya que entonces
dejaría de ser ola y agrandarme en círculos concéntricos.

Si me controlas, si me juzgas,
no seré capaz de expandirme en ondas
a través de las dos ranuras del experimento.

Si noto que me observas y vigilas
me veré obligada a ser materia
y no habrá mundos paralelos en mi cosmos.

Si examinas las huellas de mis pasos
tendré que ser partícula subyugada
a pasar siempre por el aro sin sorpresas.

Si supervisas la trayectoria de mi vuelo
dejarán las ranuras de ser puertas para ser cerrojos
y no ondearé hasta atraerte a mi círculo de besos.

Así que, pónmelo fácil,
ámame libre y permite que yo sea
la onda expansiva que descanse donde plazca.
Porque, de ser así, seguro que descansaría siempre entre tus brazos.

Fuente: http://afernangomez.blogspot.com.es/2014/01/2013-amame-libre-ponmelo-facil.html

*****

Sigue leyendo

Elena Peralta Valero

A LA MUJER MALTRATADA

La hipotenusa del dolor
besa la luz
en las heridas del sarcasmo.

Su voz tapiada
con esperanzas abortadas.

Entre las hojas secas del recuerdo
llora las veces que su fe
se ha apagado.

Ya no encuentra antifaz
donde ocultar dolor.

Tal vez el jueves
en el telediario de las tres
será noticia cotidiana.
Marta… no volverá a dibujar
sobre su rostro más plegarias.

Fuente: http://www.titeperalta.blogspot.com.es/2012/03/la-mujer-maltratada.html

*****

Sigue leyendo

Carmen Busmayor

ALISO

El aliso está enfrente.
Con sus luces liberadas.
Los niños suben, cantan en sus ramas.
¿Por qué siempre cantan los niños
en el oficio del verano?
Yo busco mi niñez,
como herrería de luces,
con un chiflo de fresno.
Es cierta la luz en el río.
El pájaro que herido vuela a trompicones
sobre mi cabeza
como una lámpara de aceite en la noche.
El aliso está ahí.
Los niños edifican su alegría.
Condenado en mis manos un saltamontes.
Yo busco mi niñez.
Me afano con un candil de carburo.
En mi interior canta un insecto.

Fuente: http://www.zurgai.com/archivos/201304/020022011.pdf?1

*****

Sigue leyendo

Laura Olalla (Olwid)

EL TEMBLOR DE DOS CUERPOS

El temblor de dos cuerpos que extasían sus almas
revelando su ciega capacidad de amar,
se conjuga en mi lecho
vulnerando el diseño de sus sábanas.
Abro mis ojos al perfil sonoro
de los tuyos
y la esperanza del milagro va
retornando a la vida.
Se abastecen las manos del calor del silencio
y la dicha me enseña
cómo abrir la emoción que concilia el amigo.

Fuente: http://asociacionon.es/recital-de-poesia-laura-olalla/

*****

Sigue leyendo

Marta Garcés

DIFERENCIAS

Crujen los silencios
en forma de sonidos orgasmales.
Ruinas en la cama.
Esclavas de la obstinada sensación
del “ni hablar”.

Es la hora de enjaular a los ojos
dentro de sus cuencas
y amordazar las bocas que lloran.
La cuenta vuelve a enloquecer,
o es la loca la que recupera su cordura.
En la diferencia de estado: Tú.

No quiero sermones que me obliguen
a bajar la cabeza.
En realidad, siempre supe mantener la entereza.
Ser la sabia doctorada ante todos
y la más baja puta ante ti.
En la diferencia de estado:
Yo ante ti, claro.

Ni pliegues en los dedos,
ni puños cerrados.
No más trágicas noches con final feliz.
Quiero saltar al balcón desnuda,
saltar hacia algo que me lleve a tu sonrisa.

En la diferencia del recuerdo,
está claro: Tú conmigo, o yo con nada.

*****

Sigue leyendo